Love of lesbian hace brillar a Barcelona con un concierto de 12 horas

El pasado sábado 27 de marzo, el Palau Sant Jordi revivió la emoción de la música en directo tras la actuación de Love of Lesbian ante 5000 personas. Cabe destacar, que la puesta en marcha de esta iniciativa europea se hizo bajo una inquebrantable medida de seguridad, es decir, la realización de test de antígenos previos a todos los asistentes.

Sin distancias de seguridad, pero con mascarillas. Así vivieron los espectadores el experimento que los medios acuñan como “regreso al futuro”. El macroconcierto ha sido organizado por Festivales por la Cultura Segura con la supervisión del equipo médico PROCICAT. Y es que, con esta experiencia clínica y artística se pretendía demostrar la posibilidad de realizar conciertos pese a la crisis sanitaria.

La multitudinaria prueba piloto de Love of Lesbian forma parte de la historia de la música española. A las 17:15 horas todo estaba a punto para el disfrute de un ambicioso gentío dispuesto a dejarse llevar. Eso sí, sin olvidar el civismo requerido ante la situación pandémica. Un público dividido en 3 grupos burbujas de 1.800 personas y los recintos “Razzmatazz”, “Apolo” y “Luz de gas” convertidos en hospitales de campaña para realizar los test era la única transición que separaba la larga cola del show.

Fotografía: Instagram LoveofLesbian

“Bienvenidos al que es uno de los conciertos más emocionantes de nuestra vida” arrancaba el solista Santi Balmes. La emoción acompañaba a todos los asistentes, incluidos los miembros de la banda, quienes llevaban más de año y medio sin pisar escenario. Según los impulsores del evento, Love of Lesbian, «hizo vibrar a un público entregado por la emoción de estar viviendo un hecho histórico». No es para menos, el grupo indie supo ganarse a los espectadores enseguida repasar todos los grandes éxitos de su larga trayectoria.

Después de más de un año de confinamientos, toques de queda y distancia social, la prueba catalana se ha convertido en la esperanza del público y de los promotores para que los grandes eventos vuelvan a ser los protagonistas del verano. Esta luz al final del túnel no sólo supone una oportunidad para el desaparecido mundo de los grandes conciertos, si no de las reuniones de masas en general.

Un sentimiento de triunfo que va más allá de la euforia del momento. Esta situación, marca la llegada de una nueva normalidad a la que todo el mundo está a deseo de su instalación. Al fin y al cabo, como dejó deslizar el cantante durante la actuación del grupo; “este concierto es una batalla que hemos ganado dentro de una guerra”.

Fotografía: Instagram LoveofLesbian

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

¡Sigue conectado!

23FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
138SeguidoresSeguir

Últimas entradas