El álbum debut de Sebastián Cortés, canciones hechas por y para escuchar en tu habitación

Si alguien te habla de Sebastián Cortés es posible que todavía no te suene el nombre. Salió a la luz con su single `Me da la vida´, y tras varios meses de trabajo después, el pasado 23 de abril, presentó `Canciones que hice en mi habitación´, su álbum debut, producido, cantado y compuesto por él mismo.

El madrileño fue uno de los muchos concursantes que se quedó a las puertas de la edición de 2020 de Operación Triunfo. Ahora, ha conseguido abrirse hueco en el mundo de la música a través de sus canciones, que tienen un sonido novedoso.

El Canto del Loco, todo ese rollo, soy del 2001, a mí todo eso me ha caído muy hondo. Es lo que he mamado y tenía muchas ganas de hacerlo. Empecé a tocar la guitarra por Camp Rock, contaba el artista en una entrevista para los 40 principales.

Su música se clasifica dentro del Lofi-pop, estilo musical al que se están sumando también varios artistas de la nueva ola, como Cráneo o Xavibo. Una mezcla entre el hip hop y el jazz, que se aleja de lo comercial y que se produce en estudios de grabación caseros, consiguiendo una música mucho más rudimentaria.

Según ha afirmado el artista, es cierto que por su forma de trabajo su música podría encajar en este estilo, pero solo hasta cierto punto, ya que las últimas tres canciones no tienen un sonido Lofi: «Si se las pones a alguien que sabe te dirá ‘en qué estudio lo has grabado’”. Pero estamos ante un disco producido al 100% desde una habitación y que merece ser escuchado de la misma manera.

El álbum, de 12 canciones, abre con ‘Ya queda poco’, un tema breve que parece que se queda a la mitad. Porque así es, ‘Ya queda poco’ es la primera parte de `Volvernos a ver´, el track 6 del disco. Esta canción fue compuesta en conjunto y Cortés la partió por la mitad. Escuchándola con detenimiento, la conclusión es clara: ya queda poco para volvernos a ver.

“Pocas veces puedo estar en paz”, “otra noche que no duermo bien”, “ a ver si se me quita toda la mierda, día si y día no” canta el artista en `Yo que sé´, otra de las estrellas del disco. Compuesta durante la cuarentena, tiene un tono más melancólico que otras más cañeras. Está canción fue escrita a raíz de la incertidumbre y de la rutina que se vivían en ese momento desde una habitación. Una y otra vez y día tras día, dejando mucho tiempo a la mente para hacer de las suyas.

`Borracho´, fue la primera canción que produjo. ‘Cuando Estabas Aquí’ y‘Nada es demasiado por ahora’ eran para su segundo disco. Y la canción que pone punto y final al proyecto es `Nada es demasiado por ahora´, que rompe con el estilo del resto, y que es de las favoritas del artista: 

No tiene nada que ver con Canciones Que Hice En Mi Habitación, la gente no lo va a pillar. A menos que seas C. Tangana, puedes hacer lo que te dé la gana, pero aquí no somos C. Tangana. Es arriesgada, es la más diferente que tengo.

A la espera queda un segundo disco, ya en producción, y fechado para dentro dos meses. Según las pistas que ha dado Cortés, no habrá más bedroom pop por ahora. El siguiente reto: guitarreo.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

¡Sigue conectado!

23FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
139SeguidoresSeguir

Últimas entradas