Dua Lipa presenta una gran noche con un pop que sobresale en el escapismo

La artista se ha ganado la atención de todos los medios después ofrecer un concierto online a nivel global para sus fans. 

Tras verse forzada a apalazar su Future Nostalgia Tour varias veces con la esperanza de que se pudiera llevar a cabo, la pandemia del coronavirus consiguió paralizar por completo todos los conciertos de la cantante. Sin embargo, la estrella del pop encontró la manera para evadir a sus fans de estos momentos, creando su propia realidad alternativa con Studio 2054.

Como bien dijo la cantante, que llevaba recordando semanas en sus redes sociales que Studio 2054 no iba a tratarse de un simple concierto, sino que sería una experiencia de otra galaxia para bailar y disfrutar con un show inigualable.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por DUA LIPA (@dualipa)

El evento atrajo la friolera cifra de 5 millones de espectadores en todo el mundo, así lo anunció Dua Lipa a través de sus redes sociales. Además, debido a la alta demanda por parte de sus seguidores, ésta añadió que el concierto estaría disponible hasta el domingo por la noche. 

Estoy más que emocionada por deciros que Studio 2054 tuvo más de 5 millones de espectadores en todo el mundo, muchísimas gracias por sintonizarnos. 

Aunque Lipa supo controlar su tierra de fantasía por ella misma, el show contó con invitados de lujo. Las apariciones de algunos se complicaron, no por parte de los mismos, sino por los problemas relacionados con unirlos a todos bajo las restricciones actuales ocasionadas por la pandemia. 

Una hipnótica FKA Twigs, en medio de un sensual baile de pole-dance, al que minutos después se sumaba Dua, mostrando una colaboración que todavía no ha visto la luz, Why Don’t You Love Me’. Kylie Minogue, apareció desde el público para robar el show junto a la cantante con su ‘Real Groove’, que transportó a la audiencia a una discoteca de los años 70. Momentos después, la británica compartió un videoclip inédito de ‘Prisoner’, su colaboración con Miley Cyrus, dejando a sus fans con la boca abierta y con ganas de más. 

Aunque muchos ansiaban la aparición de Bad Bunny y J Balvin cuando ‘Un Día (One Day)’ comenzó a sonar, ambos aparecieron para cantar sus respectivas partes a través de un televisor de atrezo. Vestida con un top colorido y una coleta alta irrumpía la cantante belga Angèle en el camerino de la británica, para llevar su pop bilingüe de ‘Fever’ a una química obvia que traspasó más allá la barrera del videoclip. De repente el show se pausó, dejando todas las localizaciones a oscuras, para dar entrada a un increíble Elton John interpretando un verso de ‘Rocketman’ en una pantalla sobre el escenario, para completar su invitación. 

Sonaba una remezcla del ‘Hung Up’ de Madonna junto con las primeras notas de ‘Don’t Start Now’, cuando la cantante volvió a aparecer con un conjunto negro de pedrería de la firma Mugler, para finalizar su show por todo lo alto. 

Si era ya una fuente inagotable de carisma, la cantante se mostró increíble delante de las cámaras en la que pudo ser una de las noches más importantes de su carrera. Nunca perdía la nota con su voz en directo, lo que impresionó dada la cantidad de coreografía involucrada en cada una de sus canciones. La nominada a seis Premios Grammy supo llevar el brillo, el glamour y el éxtasis al espectáculo nocturno de ‘black friday’ lleno de diversión, dejando caer a sus fans lo que será su gira en 2021, un espectáculo de otra galaxia.  

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos relacionados

¡Sigue conectado!

23FansMe gusta
0SeguidoresSeguir
138SeguidoresSeguir

Últimas entradas