Miusik España | Revista de actualidad musical

Roskilde abre la veda de cancelaciones de festivales en el mes de julio

Las medidas adoptadas por las autoridades danesas se llevan por medio al mítico y benéfico Roskilde Festival.

Los festivales que se celebran a lo largo y ancho del verano viven pendientes de todas las actualizaciones relacionadas con la crisis del coronavirus. Cada país está adoptando una serie de medidas en base al avance y daño que el coronavirus está dejando en la nación y en su ciudadanía, y los organizadores están en vilo ante posibles restricciones que obliguen a echar el cierre a sus celebraciones de la época estival.

Algunas de las más importantes citas festivaleras de diversas partes del mundo ya han tenido que posponer o cancelar sus venideras ediciones como Coachella, Tomorrowland Winter, Glastonbury, Ultra Music Festival, Primavera SoundRock in Rio, entre otros.

Los países, en su mayoría, o van adoptando las medidas a corto plazo o no se han pronunciado sobre este tema desde el inicio de la pandemia. Esto genera una gran incertidumbre, no solo en organizadores, sino también entre los asistentes. Aunque otros países han decidido tomar unas medidas más claras y prematuras, que se extienden durante los próximos meses. Esto es lo que ha ocurrido en Dinamarca, donde las autoridades han establecido la prohibición de grandes concentraciones en todo el país hasta el 31 de agosto, afectando, entre otras muchas cosas, al Roskilde Festival.

La organización del festival está desolada, aunque confirman no sentirse sorprendidos por el fatal desenlace. Celebraban su quincuagésima edición con grandes nombres en su cartel como The Strokes, Taylor Swift, Kendrick Lamar o Faith No More, quienes son, a su vez, headliners de los más grandes festivales de nuestro país como el Mad Cool Festival, Bilbao BBK Live o FIB, algo que hace tambalear su positivismo ante las posibilidades de seguir adelante con el festival.

España es uno de los países del continente europeo que más está sufriendo el coronavirus, con más de 140.000 contagios y cerca de 15.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia, lo que vienen siendo unos datos desoladores. Entre las primeras medidas que adoptaron las autoridades a principios de marzo se encontraba la suspensión de los eventos de más de 1.000 personas, mientras que los de menos debían reducir su aforo. A esto, se le añade el confinamiento que ejerce la sociedad española desde la declaración del estado de alarma varios días después. Habiendo transcurrido alrededor de un mes, el Gobierno no se ha vuelto a pronunciar sobre este asunto, dando a entender que estás medidas adoptadas sobre los eventos de música continúan siendo vigentes hasta nueva orden y de una manera indefinida. 

Añade un comentario

X