Miusik España | Revista de actualidad musical

No lo vimos venir y Julia Medina y Carmen Boza nos dejaron con la boca abierta

Montadas en un imponente descapotable azul celeste, a lo Thelma y Louis, Julia Medina y Carmen Boza gritan al mundo que «no se despidieron» y que no piensan pedir perdón por ello.

La finalista de Operación Triunfo 2018 no ha dejado a nadie indiferente con el videoclip de su tema ‘No me despedí’, en colaboración con Carmen Boza. El vídeo de la canción, incluido en el álbum ‘No dejo de bailar’, salió a la luz el 17 de abril en YouTube y la propia Julia Medina admitió en un directo en su perfil de Instagram (@juliamedina) que estaba “muy sorprendida y agradecida” por la calurosa acogida del vídeo. En ese mismo directo, la gaditana admitió que está componiendo canciones en esta misma línea, mucho más alternativa y cañera que el pop al que nos tiene acostumbrados. También, a los pocos minutos del estreno, sus menciones en Twitter (@itsjuliamedina) echaban humo y, en tan sólo 4 días, ha superado las 200.000 visualizaciones en la plataforma de Youtube. 

Ya sé lo que me vas a decir: no lo vi venir, no lo vi venir. No creas que es fácil para mí largarme así de puntillas.

La grabación del vídeo se realizó «poco antes de decretarse el Estado de alarma» en diferentes zonas de la provincia gaditana, como Tarifa o los alrededores de Barbate. El equipo técnico del vídeo es, casi en su totalidad, también procedente de la provincia de Cádiz, por lo que la localización no podía ser otra aunque bien podríamos pensar que se trata el sur de EEUU o el desierto de Arizona, debido a la estética western que sigue.

https://www.instagram.com/p/B-_2XwLIshR/?utm_source=ig_web_copy_link

Pero siempre adelante quiero seguir, sálvese quien pueda tú búscate a ti. No me despedí.

Gran parte del éxito de este estreno tiene mucho que ver con la colaboración con Carmen Boza (@holamellamoboza), quien lleva más de diez años haciendo música. Su estilo se caracteriza por canciones llenas de armonías imposibles, riffs de guitarra que ella misma crea, sumado a ese rollo grunge británico que no se encuentra en nuestro país y que la hacen única. También produce sus propios temas, tras componerlos y grabarlos, aunque la industria musical pone una gran zancadilla a las mujeres en este aspecto, y es de las pocas productoras que encontramos en nuestro país.

Ambas artistas han admitido en redes sociales haberse sentido muy cómodas durante el rodaje, ya que se admiran mutuamente y tienen una relación de amistad desde que Julia saliese de OT. Ojalá esa confianza de lugar a más colaboraciones musicales futuras.

Rocío Cabello

Rocío Cabello

Grado de Periodismo en la UCM. Violoncellista de conservatorio.

No paso un día sin escuchar o hacer música.

Añade un comentario

X