Miusik España | Revista de música digital en España

La autopista hacia el infierno cortada por Bon Scott

Este próximo año 2020 es un año señalado para el mundo del Rock. Los rockeros de todo el mundo llorarán, ya desde hace 4 décadas, la marcha más rockera del que fuese la voz de los rebeldes: Bon Scott moría ahogado en su propio vómito tras una de las muchas noches que protagonizaba el vocalista de AC/DC.

Fallecimiento accidental post-intoxicación etílica. Este es el veredicto de la autopsia que se le realizase. Tenía 33 años y en un muy corto periodo de tiempo había logrado ser considerado como una de las voces imprescindibles de la escena rockera. Su aguda voz desgarrada ya figuraba en 7 álbumes de la banda, siendo especialmente recordada en algunos himnos para la posteridad como «If You Want Blood», «Jailbreack» y, por supuesto, el mítico «Highway To Hell».

El próximo 1 de marzo de 2020, 10 kilómetros de la autopista de Perth, en Australia, se cortarán para conmemorar este triste aniversario. En lugar del tráfico habitual, lo que habrá será un festival itinerante: ocho camiones con remolques recorrerán la carretera a 4 kilómetros por hora. En ellos habrá bandas en directo tocando ‘covers‘ de una de las bandas más internacionales y recordadas que diese el continente: AC/DC. Durante el trayecto, habrá paradas estratégicas, aunque todavía poco se sabe del evento, de acuerdo a las informaciones emitidas por el diario británico The Guardian.

La elección del enclave no es ni mucho menos casual. Los más entusiastas de la banda ya habrán reparado en que se trata de la mítica carretera al infierno que inspirase la letra de su tema más mítico en el año 1979. Bon Scott recorría la autopista a diario para llegar  su casa y era conocedor de los múltiples accidentes que en ella había anualmente. El cruce más negro de la misma es el tramo al que claman todos los rockeros del planeta cuando corean «Highway to Hell». El cortejo recorrerá precisamente el mismo trayecto que Scott recorría en su juventud.

El aniversario tiene, pues, un programa trepidante. El festival es solo una de las muchas actividades previstas, que serán reveladas poco a poco en los próximos meses. El broche de oro ya se conoce: un canto multitudinario de aquellas palabras de Bon Scott: «I’m on a Highway to Hell…»

Añade un comentario

X