Miusik España | Revista de actualidad musical

All Time Low vuelven con un sonido más maduro y sin olvidar sus raíces

Una de las bandas más conocidas de Maryland regresa pisando fuerte y transmitiendo un gran positivismo con su nuevo álbum.

Los 30 han caído sobre los cuatro integrantes de All Time Low como un rayo de sol en un día de invierno. Los miembros de este grupo de ‘pop-rock-punk’ llevan 17 años en la industria y, después de tomarse un año de descanso para reconectar con sus raíces, han vuelto. Y lo han hecho a lo grande, con fuerza, con un mensaje positivo, muy necesario en estos días, y con ganas de dar caña.

Su nuevo trabajo ‘Wake Up, Sunshine’ es un homenaje a esos más de 15 años de trayectoria en un género lleno de idas y venidas, en el que ellos han sabido resistir a cambios de estilo, de discográficas e, inevitablemente, del panorama en general. Después de varios intentos de redirigirse al público, han optado por ser ellos mismos.

Con 15 canciones, los de Baltimore saben de dónde vienen y dónde quieren estar.  El primer tema del álbum, Some Kind Of Disaster’ es un himno de los que se quedará de forma permanente en los ‘setlists’ del grupo y que miles de personas cantarán a todo pulmón en sus vibrantes directos.

Sleeping In’ y ‘Getaway Green’ son un viaje a los primeros años del grupo, cuando tocaban las canciones de su mítico ‘Nothing Personal’ en el Warped Tour. Pero el cambio empieza a ser palpable con las primeras notas de ‘Melancholy Kaleidoscope’, que recuerda a algunos de los temas que componen su disco Future Hearts’, por el tempo rápido y la imparable batería.

La cara B

Trouble Is’ sigue ese mismo estilo, con unas líneas de guitarra y bajo que evocan a grupos como Blink 182. El verdadero punto de inflexión llega con ‘Monsters’, una canción de incuestionable fuerza en la que colabora el rapero Blackbear y rompe los esquemas de todo lo que se podría esperar de All Time Low, en un buen sentido.

A pesar de que las canciones de buen rollo y tempo rápido y energético son la base de este disco, que marca un antes y un después en la carrera de Alex, Jack, Rian y Zack a nivel musical, baladas como ‘Pretty Venom’, Favorite Place y Safe’ dejan espacio para la calma, para prestar atención a los detalles, a cada instrumento que suena en las canciones y a la voz de Gaskarth, que llega de una forma más intensa en esta ocasión.

January Gloom establece un puto de conexión de este trabajo con su anterior álbum ‘Last Young Renegade’, también publicado bajo el sello indie Fueled By Ramen, por los toques oscuros y el juego de sintetizadores. Seguida por Clumsy’, que recoge toda la trayectoria de All Time Low en tres minutos y podría formar parte de cualquiera de sus álbumes publicados hasta ahora, pero lleva consigo un punto de madurez único, en el que el bajo y la batería se convierten en un solo instrumento.

Después de Glitter and Crimson’, en la que el grupo saca su versión más alternativa con un puente hacia el ‘screamos’, comienza Basement Noise, un tema de aire autobiográfico que recuerda los primeros días del grupo, ‘haciendo ruido en el sótano’. El broche casi perfecto para un álbum como este que conecta perfectamente el pasado con el futuro y lanza un mensaje de lo más optimista.

Añade un comentario

X